Cosecha en pareja

En Panamá, Marlon y Loriana Stecco cosechan dos veces el arroz secano con un promedio de rendimiento de 4.700 kg/ha, productividad considerada alta en ese país. La pareja trabaja con dos MF 5650 en las plantaciones de 400 hectáreas, ambas operadas por marido y mujer.

El arroz es la base de la alimentación de Panamá y el principal negocio de Marlon Stecco en la provincia panameña de Veraguas. En Agroganadería San Felipe, ubicada en el distrito de Sona, él y su esposa Loriana plantan y cosechan dos veces al año en 400 hectáreas, la primera del final de abril hasta agosto y la segunda de septiembre a diciembre. La pareja hace hincapié de operar las dos cosechadoras MF 5650 de la familia.

“En 12 minutos, corta cerca de 2 mil kilos de arroz. Por eso la MF 5650 es la principal cosechadora usada en esta región, donde la tierra es muy pesada. Es la más rápida y la que tiene menos pérdida de granos. El gasto con mantenimiento es muy pequeño. Todo el año hago el mantenimiento preventivo”, relata Marlon Stecco, 39 años, que también cría y engorda 1.400 cabezas de res en su propiedad de 2 mil hectáreas.

Gusto por la tierra
Marlon compró las tierras tras la muerte de su padre, ocurrida hace seis años, uno de los primeros productores rurales a plantar arroz en la provincia panameña de Veraguas. “Siempre me gustó el campo. Antes de empezar a plantar, hace cinco años, trabajaba en el procesamiento de arroz en el molino de nuestra familia”, recalca Marlon. Además de cultivar arroz y ser ganadero, también es un enamorado por caballos.

“Durante ocho años participé en rodeos”, habla orgulloso sobre su alazán Rolex, de seis años, importado de Estados Unidos. “La raza Cuarto de Milla es mi preferida”, informa. Cliente de Comercial de Motores, la distribuidora Massey Ferguson en Panamá, Marlon también utiliza en las 20 parcelas de arroz tres tractores MF 5365 y un MF 5465.

Los equipos son utilizados en la preparación del suelo y en la siembra de las 20 parcelas, donde obtiene un promedio de rendimiento de 4.700 kg/ha. “Enseguida de la siembra aplicamos herbicidas de amplio espectro. La fertilización es una semana después, principalmente con fósforo para que las raíces cobren fuerza”, informa el Ingeniero Agrónomo Ivuin Beitia, 36 años, que trabaja en la Agroganadería San Felipe.

Tractor versátil
“El MF 5465 es un tractor muy versátil”, constata Marlon Stecco. Él destaca la transmisión Dyna-4, que garantiza transferencia de potencia a las ruedas y a la TDF, que incorpora la palanca Power Control – a la izquierda – de gran eficacia y sencillez. Si se requiere un caudal de aceite adicional, los modelos MF 5460, 5465 y 5470 pueden especificar la opción de Caudal Combinado, que combina el caudal de dos bombas para ofrecer un gran caudal de 100 litros/minuto a las válvulas distribuidoras.

Suelos pesados
La segunda fertilización es entre 25 y 30 días tras la siembra, principalmente con nitrógeno y potasio. A los 45 días, hacen una aplicación preventiva contra hongos y bacterias. “Fumigamos con el tractor, pues es más preciso”, atestigua Ivuin Beitia. La tercera fertilización se lleva a cabo 50 días tras la siembra, principalmente con nitrógeno y potasio y la cuarta a los 66 días, con nitrógeno (urea).

“En el 2010, esperamos un promedio de rendimiento alrededor de 4.900 kg/ha. Como los suelos son muy pesados aquí en la región de la provincia de Veraguas, necesitamos fertilizar mucho a la tierra. Aplicamos cerca de 450 kilos de fertilizantes por hectárea en las 20 parcelas de arroz secano, lo que representa cerca del 50% de nuestro costo de producción”, destaca el criador y productor rural panameño Marlon Stecco.

Fuente: Massey Ferguson